Basura Electrónica: Recolección de Pilas y Baterías

Las pilas y baterías, tanto comunes como recargables, pueden afectar el ambiente si son tiradas a la basura. Esto es debido a que contienen sustancias tóxicas que deben ser sometidas a un tratamiento adecuado.

La responsabilidad de la gestión corresponde a los fabricantes o importadores que deben hacerse cargo de sus productos una vez desechados por los consumidores.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

En Capital Federal existen puntos de recolección para que puedas llevar baterías y pilas en desuso. Para saber donde están estos lugares podes ingresar en el Buscador de Empresas con Puntos de Recolección.

¿Alguna duda, consulta o queja? Comunicate con la Agencia de Protección Ambiental del Gobierno de la Ciudad al teléfono: (011) 4124-7900

Basura Electrónica

Si estás interesado en el tema te recomiendo seguir la campaña “Basura Electrónica” de Greenpeace.

Recientemente lograron la media sanción de la Ley de Basura Electrónica en la Cámara de Senadores, un gran paso para alcanzar la solución al problema de las pilas, baterías, lamparitas de bajo consumo, computadoras y el resto de los productos electrónicos.

Ahora en Diputados estarán trabajando para convertir este proyecto en Ley, lo que creará un circuito de recolección y reciclado en puntos accesibles de todo el país. Todos los municipios tendrán la posibilidad de establecer este sistema de gestión.

Cargando las baterías de la forma correcta

Antes era común esperar a que una batería de Niquel-Cadmio (NiCad) se descargue por completo para volverla a cargar, evitando así el efecto memoria.

Hoy en día los dispositivos móviles como celulares, PDA o notebooks cuentan con baterías de Ion de Litio (Li-Ion) que prefieren una descarga parcial en lugar de una completa para volver a cargarse.

Esta tecnología no tiene efecto memoria y cuenta con una vida útil de 2 a 3 años que empieza a correr a partir de la fecha de fabricación.

Lo ideal entonces es evitar las descargas completas frecuentes ya que esto ocasiona estrés a la batería. Varias descargas y cargas parciales son mejores que una recarga intensa. Y sólo es recomendable aplicar una descarga completa cada 30 cargas con el único fin de calibrar el indicador de uso de batería en caso de que se note una pérdida en su precisión.

Basado en miplaneta.com