Cómo calibrar el monitor

Ya sea que te dediques a la fotografía, video o al diseño gráfico, la correcta calibración del monitor garantizará que los colores y tonos de grises sean verdaderos. Así tus impresiones coincidirán con lo que ves en pantalla y además tus ojos te lo agradecerán. 🙂

A continuación te explico cómo realizar una calibración rápida y sin complicaciones que mejorará mucho la calidad de la imágen.

Antes de empezar

  • Encendé el monitor por lo menos media hora antes de la calibración para que el monitor tome la temperatura normal de funcionamiento.
  • Es conveniente que configures el monitor con la resolución para la que se diseñó, lo que se denomina “resolución nativa.”
  • Asegurate de que la habitación tenga una iluminación ambiente moderada. Hay que evitar los reflejos en el monitor y luces de colores.
  • Conocé los controles de tu monitor. Pueden estar en el propio monitor, en el teclado o en el panel de control del sistema operativo.

Calibrar el monitor usando las herramientas integradas de Windows y Mac

Tanto MacOS como Windows tienen herramientas de calibración integradas que te guiarán paso a paso en el proceso de calibración. Estas herramientas gratuitas son prácticas, rápidas y fáciles de encontrar dentro de su sistema operativo.

Windows

En Windows 10, la herramienta de calibración se puede encontrar de la siguiente manera:

  1. Abrir la aplicación Configuración.
  2. Hacer clic en Sistema y luego en Pantalla.
  3. Desplazarse hasta la parte inferior y hacer clic en Configuraciones avanzadas de pantalla.
  4. Una vez más, desplazarse hacia abajo y hacer clic en Calibración de color.

Simplemente hay que seguir las instrucciones en pantalla para elegir los ajustes de gamma, brillo, contraste y balance de color de la pantalla. En cada caso se mostrarán ejemplos para llegar al resultado adecuado. Al finalizar asegurate de elegir la “calibración actual” o volver a la calibración anterior si no estás conforme con los resultados.

MacOS

En MacOS, el Asistente de Calibración de Pantalla se encuentra en las preferencias del sistema bajo la pestaña Pantallas.

Las instrucciones paso a paso de tu Mac te guiarán por el proceso de calibración. Simplemente hay que seguir las instrucciones en pantalla para elegir el brillo, contraste, gamma nativo, gamma objetivo y el punto blanco de la pantalla. Una vez que haya terminado con los ajustes hay que hacer clic en Continuar para guardar el nuevo perfil de calibración.

Calibrar el monitor usando herramientas online

Existen varias herramientas de calibración en la web que te pueden ayudar a ajustar manualmente la configuración del monitor de manera más personalizada.

  • Photo Friday – es una página web diseñada para ayudarte a calibrar el brillo y el contraste de tu pantalla. Simplemente ajusta la configuración del monitor hasta que la transición de tonos de negro a blanco se distingan claramente en la pantalla.
  • The Lagom LCD monitor test pages – este sitio web no sólo permite ajustar varias cosas como contraste y tiempo de respuesta, sino que también se puede descargar las imágenes en archivo zip de 120KB, para usarlas sin necesidad de conexión.

Calibrar el monitor usando un colorímetro

Para evitar la subjetividad de cómo ves los colores, se puede comprar un dispositivo de calibración.

Todo lo que tenés que hacer es poner el dispositivo sobre la pantalla, conectarlo a un puerto USB y ejecutar el software de calibración que te guiará por el resto del proceso.