Cómo controlar lo que hacen los niños con su celular o tablet Android

Chicos con celulares y tablets

Si tenés hijos pequeños y buscás una forma de mantenerlos a salvo cuando usan el celular o la tablet, Google Family Link puede ser la opción que estabas buscando.

Tal vez sepas que Google tiene un requisito estricto de 13 años de edad para crear una cuenta. De ser menor solo quedaban dos opciones: mentirle a Google con la edad o decepcionar a tu hijo diciéndole que no puede tener su propia cuenta.

Es por eso que Google presentó Family Link. Se trata de una aplicación para Android que permite al padre crearle una cuenta de Google para niños menores de 13 años y conectarla a su propia cuenta.

Cuando cumpla los 13 años podrá elegir independizarse y la cuenta será toda suya. Esto cumple con una regulación federal en la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Línea (COPPA), que prohíbe a las compañías recopilar datos de niños menores de 13 años sin la aprobación de un padre. Lo ideal sería que Google permita al padre decidir cuándo considera que su hijo ha demostrado un uso seguro y responsable del teléfono, que podría ser a los 13, 15 o 17 años.

Por otra parte, el iPhone de Apple incluye restricciones como por ejemplo limitar el contenido para adultos en los sitios web, desactivar las compras en aplicaciones y evitar que el niño consuma el plan de datos, todo mediante una contraseña establecida por el padre, sin importar la edad.

Si estás de acuerdo con que tu hijo tenga acceso ilimitado cuando cumpla los 13 años, Family Link es un producto muy interesante. Hasta que cumpla esa edad podrás administrar todos los aspectos de la cuenta del chico como por ejemplo otorgarle permiso a aplicaciones específicas, aprobar descargas pagas, controlar el tiempo de uso, seguir su ubicación, ver en qué aplicaciones pasa más tiempo, entre otras cosas.

Lo bueno es que es completamente gratis, pero requiere que el dispositivo de tu hijo tenga Android 7.0 o superior. Si querías darle uno de tus teléfonos viejos, puede que no funcione.

Consejo: Para consultar que versión de Android tiene un equipo podés ir a Ajustes, desplazarte hasta la parte inferior y tocar Información del teléfono o Información del tablet.

Cómo configurar Family Link

Paso uno: Crear la cuenta para el menor de 13 años

Para comenzar a utilizar Family Link, primero tenés que instalarlo en tu teléfono. Podés hacerlo ahora mismo. Asegurate de tener teléfono del pequeño cerca.

Instalar Google Family Link

Nota: Si tu hijo ya tiene una cuenta de Google, deberás crear una nueva porque no se puede convertir una ya existente.

Inicia la aplicación Family Link. Empieza mostrando algunas páginas sobre la aplicación. Luego de eso tocá “Comenzar“.

Mostrará una lista con todo lo que necesitas tener. Tocá “Iniciar” y luego “Siguiente“.

Seguí las instrucciones y responde las preguntas a medida que aparecen. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que el dispositivo que vas a darle al niño sea compatible con Family Link (ya comentamos este prerequisito antes).

A continuación, vas a crear la cuenta de tu hijo y se vinculará con la tuya. Tenés que iniciar sesión con tu cuenta, luego ingresar el nombre de tu hijo, fecha de nacimiento, sexo (si querés) y creará su dirección de Gmail y contraseña.

Luego se proporciona el consentimiento de los padres, para lo cual Google cobrará un cargo en tu tarjeta.

Después aparecen las condiciones y declaración de privacidad. Después de leerlas, si estás de acuerdo con todo eso, marca la casilla y aceptá al final. Listo!

Ahora continuamos con el teléfono de tu hijo.

Paso dos: Configurar Family Link en el teléfono de tu hijo

El teléfono debe configurarse desde cero, por lo que si ya lo tenés configurado con tu propia cuenta, tendrás que agregar un nuevo perfil de usuario, no solo una cuenta. Sino habrá que restablecerlo de fábrica para arrancar como nuevo.

Seguí la configuración como siempre. El proceso reconocerá que la cuenta de tu hijo se creó en Family Link  y pedirá el permiso de los padres.

Una vez que hayas iniciado sesión, te pedirá instalar la aplicación Family Link en el teléfono del niño.

Después de instalada, tendrás que asignar un nombre al teléfono y revisar las aplicaciones integradas para definir cuales permitís.

Si todo salió bien, ambos dispositivos deberían mostrar la pantalla Conectado.

Paso tres: Configurar Family Link

Desde la aplicación Family Link en tu teléfono podés controlar todo lo que tu hijo instala, mira y más.

Family Link

Repasemos lo que encontrarás en cada opción:

Configuración

Primero deberías ir al menú de Configuración tocando “Administrar configuración” en la parte superior. Ahí encontrarás lo siguiente:

  • Google Play: Acá podés controlar las aprobaciones de compra y las restricciones de contenido para las aplicaciones en Play Store.
  • Google Chrome: Podés bloquear el acceso al sitio web que no quieras que vea en el navegador del teléfono.
  • Búsqueda de Google: Podés activar o desactivar SafeSearch, que impide que ciertos sitios explícitos (por ejemplo, contenido pornográfico) aparezcan en los resultados de búsqueda de Google. Cuidado, no es perfecto y algunos sitios podrían saltarse este filtro.
  • Asistente de Google: Podés controlar si el Asistente de Google puede interactuar con aplicaciones que no sean de Google.
  • Aplicaciones de Android: Podés permitir o bloquear el acceso a las aplicaciones que están instaladas en el teléfono. Funciona al instante, por lo que podés sacar a tu hijo de Instagram para que termine la tarea.
  • Ubicación: Podés controlar dónde está tu hijo.
  • Información de cuenta: Podés cambiar el nombre, fecha de nacimiento y sexo, así como la contraseña. También puedes borrar la cuenta.

Ubicación

En el menú principal encontrarás un botón grande de “Ubicación”, que es básicamente un acceso directo a la opción Ubicación en el menú de Configuración. Si está activado, la ubicación del dispositivo aparecerá en la página principal de la aplicación Family Link.

Actividad en aplicaciones

Más abajo en la página principal tenés la configuración de la Actividad en aplicaciones. Cuando esté activo podrás vigilar a tu hijo de forma diaria, semanal y mensual.

Horarios de uso

Acá es donde se pueden establecer los límites de tiempo en pantalla. Podés establecer horarios por cada día de la semana, como así también definir un horario para ir a la cama.

Otras opciones

Las últimas opciones en la página principal te permitirán ver qué aplicaciones se instalaron recientemente en el teléfono de tu hijo, hacerlo sonar si se pierde y controlar funciones más avanzadas como la descarga de aplicaciones, configuración de ubicación, permisos de aplicaciones y el estado de bloqueo de pantalla. También se puede eliminar completamente el acceso a la cuenta del teléfono en caso de que lo haya perdido para siempre.

Tu niño podrá ver estas configuraciones en la aplicación en su teléfono, pero no podrá cambiarlas.

A pesar de la desventaja de necesitar un dispositivo relativamente moderno y de que tu hijo puede independizar su cuenta al cumplir los 13 años, Family Link es una buena opción gratuita para permitir que tenga su propio teléfono sin preocuparte por el tipo de cosas que pueda mirar.

Si conoces otra opción mejor para control parental, no dudes en comentarlo en la nota.