Proveedores de Internet en Argentina: indignante

De que sirve que las compañías proveedoras de Internet (Speedy y Fibertel) se peleen entre ellas ofreciendo promociones tentadoras si al momento de brindar el servicio no cumplen.

Yo era cliente de Speedy desde Marzo de 2005. Año a año mis reclamos por falta de servicio fueron aumentando exponencialmente, pero al no disponer de otro proveedor en la zona estaba atrapado.

Exactamente después de 3 años, el 20 de Marzo de 2008, el servicio empeoró tanto que ya era insoportable, el modem perdía el sincronismo permanentemente y en el momento que lo conseguía no se podía navegar. Por supuesto que vinieron de visita los técnicos para comprobar que el cableado de la casa y mi equipo estaban en perfecto estado y que seguramente el problema estaba del lado de la central telefónica.

Por esas cosas del destino llegó el mismo mes la competencia a la zona. Ahora tenía Fibertel como opción, alternativa que curiosamente era recomendada por los técnicos de Speedy que venían de visita. Llamé, contrate el servicio de 3 megas de la publicidad y dí de baja Speedy.

Por supuesto que en Speedy tienen un sector donde intentan retenerte, ahí me dieron una promoción que le ganaba a la de Fibertel. Pero el problema es que no tenía servicio, por lo tanto más velocidad sólo empeoró las cosas (por mi distancia a la central y el cableado de telefónica, el servicio de ellos no puede superar el mega, según el técnico).

Llegado el día de la instalación de Fiber, luego de hacerles comprender a los muchachos que no quería cambiar mi servicio de cable por Cablevision y que solo quería el cable de Fiber directo al modem, pasé a comprobar que la velocidad que tenía era inferior a los 512k, cuando se suponía que debían ser 3 megas.

Indignado, pero a la vez contento porque al menos tenía Internet, llamé ese mismo día al servicio técnico para informar sobre la situación.

Hoy, 3 días después del llamado, llegaron 2 técnicos de Fibertel armados de un montón de herramientas. Comprobaron lo mismo que los de Speedy: el cableado está perfecto, los decibeles de la señal están dentro de los rangos normales… no hay nada que puedan hacer.

Con la misma ironía del técnico de Speedy, el de Fibertel me dice que en la zona nunca vio que el servicio funcioné a mas de 512k (hoy me funciona como si tuviera 256k en lugar de los 3 megas) y que, según él, gerencia está muy al tanto y no da respuesta.

¿Qué es de la Comisión Nacional de Comunicaciones?
¿No son ellos quienes deberían encargarse del control de las telecomunicaciones?
¿Porqué nadie controla a este oligopolio y los obliga a realizar las inversiones correspondientes?

y ahora… ¿quién podrá ayudarnos?

Actualización:

Mariano comenta que en afortunadamente en España una nueva directiva prohíbe a los proveedores de Internet ofrecer servicios de banda ancha que no cumplan con, al menos, el 80% de la velocidad ofertada.

De esta manera se busca evitar que se aprovechen del consumidor diciendo que “Las clausulas indican que el servicio contratado es de HASTA la velocidad ofertada” cuando la velocidad real no corresponde con la solicitada.

¿Cuánto tendremos que esperar para tener este tipo de protección en la Argentina?