Anteojos con filtro de luz azul: ¿Realmente sirven? 🤓

Escuchar este artículo

Los anteojos con filtro de luz azul son un tipo de lentes que prometen proteger nuestros ojos de los efectos nocivos de la luz azul que emiten las pantallas de los dispositivos electrónicos. Pero, ¿realmente funcionan? ¿Qué evidencia científica hay al respecto? ¿Qué otras medidas podemos tomar para cuidar nuestra salud visual? En este artículo te cuento todo lo que necesitás saber sobre este tema.

¿Qué es la luz azul y por qué puede ser perjudicial? 🔵

La luz azul es una parte del espectro de la luz visible que tiene una longitud de onda corta y una alta energía. Esta luz se encuentra en la naturaleza, especialmente en el cielo, y nos ayuda a regular el ciclo circadiano, es decir, el ritmo biológico que determina cuándo nos sentimos despiertos o somnolientos.

Sin embargo, la luz azul también está presente en las pantallas de los celulares, tablets, notebooks y otros dispositivos electrónicos que usamos a diario. Se cree que la exposición prolongada y cercana a esta luz puede causar daños en la retina, el nervio óptico y el cristalino, aumentando el riesgo de enfermedades oculares como la degeneración macular, el glaucoma o las cataratas.

Además, la luz azul puede alterar la producción de melatonina, la hormona que regula el sueño, provocando insomnio, estrés y fatiga. También puede generar síntomas de fatiga visual, como sequedad, irritación, enrojecimiento, picazón, dolor de cabeza y dificultad para enfocar.

¿Qué son los anteojos con filtro de luz azul y cómo funcionan? 🕶️

Los anteojos con filtro de luz azul son unos lentes que tienen una capa especial que bloquea o reduce la cantidad de luz azul que llega a nuestros ojos. Estos lentes pueden ser graduados o no, y se pueden usar tanto para ver las pantallas como para otras actividades.

El objetivo de estos anteojos es prevenir o aliviar los efectos negativos de la luz azul sobre la salud visual y el bienestar general. Algunos de los beneficios que se atribuyen a estos lentes son:

  • Mejorar la calidad del sueño, al evitar que la luz azul interfiera con la producción de melatonina.
  • Reducir la fatiga visual, al disminuir el contraste y el brillo de las pantallas.
  • Prevenir el daño ocular, al proteger la retina y el cristalino de la radiación de alta energía.
  • Mejorar el rendimiento y la concentración, al evitar el cansancio y el estrés que produce la falta de sueño.

¿Qué dice la ciencia sobre los anteojos con filtro de luz azul? 🧐

A pesar de que los anteojos con filtro de luz azul se han vuelto muy populares en los últimos años, lo cierto es que no hay evidencia científica que respalde su efectividad. Según la Academia Americana de Oftalmología, no hay pruebas de que la luz azul que sale de las pantallas pueda dañar los ojos o causar alguna enfermedad ocular. La única luz que sí puede ser perjudicial es la luz ultravioleta del sol, que puede provocar cataratas, tumores oculares y cáncer.

Un estudio encontró que no se produce radiación UVA o UVB mensurable proveniente de lámparas o pantallas de dispositivos electrónicos. Otro estudio comparó el efecto de usar o no usar anteojos con filtro de luz azul sobre la calidad del sueño, la fatiga visual y el rendimiento cognitivo de 20 adultos jóvenes. Los resultados mostraron que no hubo diferencias significativas entre los dos grupos, lo que sugiere que estos lentes no tienen un impacto real sobre estos aspectos.

¿Qué otras alternativas hay para proteger los ojos de la luz azul? 🙌

Si bien los anteojos con filtro de luz azul no parecen ser la solución mágica que muchos esperan, eso no significa que debamos resignarnos a sufrir los efectos de la luz azul. Hay otras medidas que podemos tomar para cuidar nuestra salud visual y evitar la fatiga ocular, como por ejemplo:

  • Mantener una distancia prudente (a la longitud del brazo) de la pantalla de la computadora.
  • Reducir el brillo y el contraste de la pantalla, o usar el modo nocturno o el filtro de luz azul que traen algunos dispositivos.
  • Descansar durante períodos regulares. Se recomienda que por cada 20 minutos que pasemos mirando una pantalla, descansemos durante 20 segundos y miremos algo a unos 6 metros de distancia.
  • Utilizar lágrimas artificiales para refrescar los ojos cuando se sientan secos.
  • Parpadear con frecuencia para evitar la sequedad ocular.
  • Ajustar la iluminación del ambiente para evitar los reflejos y los deslumbramientos.
  • Usar anteojos de sol con protección UV cuando estemos al aire libre.
  • Someterse a un examen ocular periódico para detectar y tratar cualquier problema visual.

👉 El modo nocturno de los celulares podría perjudicar el sueño

Conclusión

Los anteojos con filtro de luz azul son unos lentes que se supone que nos protegen de los efectos nocivos de la luz azul que emiten las pantallas. Sin embargo, no hay evidencia científica que demuestre que esta luz pueda dañar nuestros ojos o causar alguna enfermedad ocular. Lo que sí puede provocar es fatiga visual, insomnio y estrés, pero para eso hay otras soluciones más efectivas y económicas que los anteojos. Así que, antes de gastar tu dinero en unos lentes que quizás no te sirvan, mejor seguí estos consejos que te di y cuidá tus ojos como se merecen.

4 comentarios en «Anteojos con filtro de luz azul: ¿Realmente sirven? 🤓»

  1. Puede ser necesario para evitar la inhibición de liberación de melatonina de la glándula pineal. La luz azul por su longitud de onda, altera el sueño por este mecanismo.

    Responder
    • Hola Carlos, gracias por tu comentario. En la nota me enfoqué en la salud visual. Con respecto a la alteración del sueño, también es posible configurar los dispositivos para que cambien el tono de la pantalla según la hora del día.

      Responder

Dejame tu comentario 👇