¿Qué pasa con Huawei?

Huawei y Trump

Los problemas entre Huawei y Estados Unidos comenzaron en enero, cuando el gobierno interpuso una demanda en su contra asegurando que la empresa conspiró para robar propiedad intelectual de la operadora T-Mobile.

En marzo, Huawei por su parte interpuso una demanda en contra de Estados Unidos, debido a que el gobierno había prohibido de facto las negociaciones y la compra de equipos sin presentar «ninguna evidencia» de que la empresa espiara o representara un problema para la seguridad.

Después de esto, la situación se estancó hasta que el 15 de mayo Estados Unidos decidió prohibir de cualquier forma que los productos y servicios de Huawei pudieran llegar al país.

El gobierno de Trump publicó un decreto presidencial que no sólo impide la utilización de equipamiento de Huawei en las redes de telecomunicaciones, con la vista puesta fundamentalmente en los próximos despliegues de 5G. También Huawei fue puesto en una lista negra de empresas a las que las estadounidenses no podrán proveer de tecnología, sea de hardware o software.

¿Por qué Estados Unidos veta a Huawei?

Estados Unidos acusó en enero de 23 cargos a Huawei por hechos que sucedieron entre 2012 y 2014. Durante esos años la empresa habría robado secretos comerciales de T-Mobile, aunque Huawei echó la culpa a empleados deshonestos y falsificó un informe para salir airosa, según el gobierno.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que la empresa además conspiró para cometer fraude bancario y electrónico y que los testigos fundamentales habían sido enviados a China para evitar que enfrenten la justicia.

¿Por qué Google y Android rompen relaciones con Huawei?

Luego del decreto del gobierno de Estados Unidos, todas las empresas que tienen negocios en las áreas de influencia del mismo, se ven obligadas a terminarlos. Este es el motivo que llevó a Google a finalizar sus relaciones con la compañía china de manera inmediata. Microsoft por ahora dejó de vender las computadoras del fabricante en su sitio Web.

Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos decidió el 20 de mayo extender el plazo para el fin de las relaciones 90 días más, hasta el 19 de agosto de 2019, lo que permitió a Google a reanudar sus relaciones con Huawei.

¿Cómo afecta la decisión de EE.UU. a mi celular Honor o Huawei?

Los problemas de Estados Unidos con Huawei y Honor (una submarca de la firma) afectará teléfonos y tablets por igual. Debido a este decreto, Huawei no podrá seguir siendo socio de Google, lo que afectará su relación en el desarrollo de su versión especializada para Android.

«Los productos de Huawei existentes, es decir los que ya se vendieron y los que están actualmente a la venta y en inventario, se podrán usar con total normalidad y no se verán afectados dijo Huawei en un comunicado.

Sin embargo, ni Huawei ni Google han comentado si se podrán actualizar todos los celulares a futuras versiones de Android y sus actualizaciones de seguridad.

¿Qué pasará con los futuros celulares de Huawei?

Se presentan dos problemas fundamentales:

Por un lado, el sistema operativo. Huawei podría crear su propio sistema operativo pero es muy difícil tener éxito como ya quedó demostrado con los casos de Windows Phone y de Blackberry. Y sin la posibilidad de instalar la Google Play Store ni las apps de la compañía sería una carencia importante.

Hay rumores de que Huawei ya tendría preparado su propio Huawei OS y hasta su propia tienda de aplicaciones o asociarse con Aptoide, una tienda de apps de origen portugués.

Por otro lado, Huawei también depende de los componentes de compañías estadounidenses para desarrollar sus celulares (Qualcomm, Intel, Broadcom y varios otros). E incluso ARM, que si bien no diseña ni fabrica chips, provee bajo licencia tecnología vital para su funcionamiento que dejarían de proveer a Huawei, lo que obligaría a Huawei a diseñar sus procesadores desde cero, lo que llevaría años.

Referencia: CBS Interactive

La gente se cansó de los celulares caros

Precios caros

Hace unos años los mejores smartphones en el mercado costaban entre US$ 500 y US$ 600. Ahora los mejores de Samsung y Apple cuestan el doble y un nuevo informe de Gartner sugiere que los consumidores se están cansando de eso. Mientras, las marcas chinas crecen gracias a sus precios bajos y sus buenos diseños.

Samsung y Apple, los mayores fabricantes de celulares, advirtieron sobre la desaceleración de las ventas. Apple dejó de informar los números de ventas del iPhone y dijo a los inversores que los ingresos del iPhone cayeron un 15%. Samsung por su parte dijo que los ingresos disminuyeron alrededor del 11% a fines del año pasado.

Mientras los grandes pierden terreno, los fabricantes chinos lo ganan. Gartner estima que la participación de mercado de Huawei alcanzó casi el 15%. Eso lo pone justo detrás de Samsung (17%) y Apple (16%). Huawei fabrica teléfonos a distintos precios, pero por lo general son más baratos que Samsung y Apple.

Huawei no es la única compañía que ofrece opciones más económicas. Otras empresas chinas como Xiaomi, Oppo y Vivo también están creciendo. Ofrecen características similares a las de Samsung o Apple pero a un precio mucho más bajo. Gartner dice que la gente está cada vez más orgullosa de llevar un teléfono Xiaomi como solía ser con dispositivos Apple.

Vender celulares de US$ 1000 podría no ser una estrategia sostenible. Sin embargo, al lanzar un celular plegable de casi US$ 2000 parecería que no aprendieron la lección.

Presentaron los primeros celulares con pantalla flexible

Galaxy Fold

Samsung presentó el primer smartphone con pantalla plegable. Se trata del Galaxy Fold que mientras está plegado tiene el tamaño de un teléfono con una pantalla de 4.6″ y cuando está desplegado pasa al
de una tablet con una pantalla de 7.3″.

Por ser una primera versión tiene detalles a mejorar, como que pantalla no aprovecha todo el espacio cuando está en forma de celular, que parece no cerrarse por completo cuando está plegado quedado un hueco en la zona de la bisagra, o que su precio es nada menos que US$ 1.980.

De todos modos, su llegada es importante porque abre la posibilidad de que se comience a innovar alrededor de esta tecnología.

Algo interesante es la continuidad que ofrece entre sus pantallas. Cuando cambias entre una pantalla y otra se mantiene lo que estabas haciendo, ajustándose al nuevo tamaño.

Actualización 04/2019: Samsung pospuso de manera indefinida la venta del Galaxy Fold tras reportarse varios problemas con las pantallas.

Galaxy Fold vs. Huawei Mate X

Huawei Mate X

Cuatro días después del anuncio del Galaxy Fold, Huawei presentó su propio teléfono plegable, el Mate X.

A diferencia del Galaxy Fold que tiene una pantalla pequeña en el exterior y una grande en el interior, el Mate X usa una única pantalla en el exterior de tres maneras diferentes, según cómo se sostenga el dispositivo.

Otra diferencia es que la bisagra del Galaxy Fold no queda completamente plana y la de Huawei si, plegándose a solo 11 mm de espesor.

Y, aunque no es tan atractivo, el Galaxy Fold es más práctico, ya que resguarda la frágil pantalla de plástico en el interior.

Respecto al precio, los dos son carísimos:

  • Galaxy Fold: US$ 1.980, sale a la venta el 26 de abril en algunos mercados, incluido Estados Unidos.
  • Huawei Mate X: US$ 2.600 (2.299 euros), sale a la venta en junio o julio en algunos mercados.

De seguro este año veremos más modelos con pantallas flexibles. Xiaomi y Lenovo ya estuvieron mostrando algo de lo que tienen preparado.