Cómo contactar a MercadoLibre por mail, teléfono o chat

Contactar a MercadoLibre

Contactar a MercadoLibre Argentina para solucionar un problema no suele ser tarea fácil. A continuación te comparto la solución para comunicarte con ML al toque.

Enlace directo

El camino más rápido para contactar al soporte de ML es usando este enlace directo. Al hacer clic te mostrará la pantalla que con las opciones disponibles para contactarte con el servicio de atención al cliente de MercadoLibre, ya sea por mail, solicitando que te llamen por teléfono o por chat.

Es posible que en determinado momento no aparezcan las tres opciones de contacto. En ese caso solo tenés que esperar un momento y recargar la página para que se renueven las opciones.

Recorriendo el menú de MercadoLibre en busca de ayuda

Para no depender del enlace, la alternativa es es navegar por la configuración de MercadoLibre en busca del contacto con atención al cliente.

  1. Accedé a la web de mercadolibre.com.ar
  2. Abrí el menú de opciones desde tu perfil de tu usuario y tocá la opción Mis datos.
  3. A la derecha de “Datos personales” hacé clic en Necesito ayuda.
  4. En el panel que se desplegó a la derecha, hacé clic en Cambiar la titularidad de mi cuenta (No importa que realmente no quieras cambiarla.)
  5. Por último, hacé clic en Cambiar titularidad a otra persona física.
  6. Elegí cualquiera de las opciones disponibles para contactar al soporte de MercadoLibre.

Redes sociales

Otra alternativa que podés usar para contactarte con MercadoLibre Argentina es a través de sus cuentas oficiales en Facebook y Twitter:

Domicilio fiscal de MercadoLibre Argentina

Si necesitas mandar una carta documento, la datos legales que figuran en la constancia de inscripción de AFIP de MercadoLibre S.R.L. son:

Razón Social: MERCADOLIBRE S.R.L.
CUIT: 30-70308853-4
Domicilio fiscal: Av. Caseros 3039 Piso 2, (CP 1264) Ciudad Autónoma de Buenos Aires

MercadoLibre y la Ley de Defensa del Consumidor

El 22 de junio de 2018, la Justicia porteña ratificó que a MercadoLibre le cabe la ley de Defensa del Consumidor diciendo que “no es ajeno a la relación de consumo ni a la ley.”

El caso se remonta a 2014, cuando una usuaria compró 100 sandwiches de miga a un vendedor del sitio que nunca se los entregó. La mujer efectuó una serie de reclamos para obtener “los datos reales del vendedor y la indemnización del daño producido por el incumplimiento contractual.”

Ante la negativa de ML a darle esa información la usuaria recurrió a la Dirección General de Defensa y Protección al Consumidor, que en 2016 le aplicó a la firma una multa de 30.000 pesos por infracción al artículo 4º de la ley 24.240.

En el fallo, la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario, integrada por las juezas Mariana Díaz y Fabiana H. Schafrik y el juez Carlos F. Balbín, rechazó el recurso interpuesto por la empresa de comercio electrónico contra lo dispuesto por la dependencia porteña.

Díaz citó jurisprudencia al decir que ML “interviene -y por ende es responsable– desde el mismo momento en que, creando apariencia, logra atraer para sí la confianza de sus clientes”, confianza que “constituye la fuente primaria de sus obligaciones” y también “de sus ganancias.”

“Sea cual sea el argumento que se tome, no es discutible que Mercado Libre es un intermediario que integra una cadena comercial“, dice Díaz en base al fallo de la Cámara Nacional en lo Civil, Sala “K”, en los autos “Claps, Enrique Martín y otro c/ Mercado Libre S.A. s/ daños y perjuicios.”

Además, señala que la multa de 30.000 pesos “aparece suficientemente motivada y no luce desproporcionada, si se tiene presente, tal como fue merituado por la autoridad de aplicación, su posición en el mercado y, asimismo, su carácter de reincidente.”

El juez Balbín argumentó en su voto -al que adhirió Schafrik– que “Mercado Libre S.A. no puede desconocer que, en su calidad de intermediario, se encuentra alcanzado por la Ley de Defensa del Consumidor.”

Y agregó: “No se vislumbran razones plausibles por las cuales el vendedor podría objetar que se suministre a quien contrató con él datos como su CUIL, o un domicilio al cual dirigir eventuales comunicaciones o reclamos.”

“En definitiva -prosigue-, se trata de datos (razón social, domicilio y CUIT) con los que se procura precisar la identidad del vendedor y que, conforme el principio de buena fe que rige los contratos, quien acuerda voluntariamente una operación de esta índole no debería tener reparos en facilitar.”

Balbín dijo que “el vendedor se encuentra obligado a brindar estos datos al consumidor”, y que “queda claro que Mercado Libre no es ajeno a la relación de consumo.”

“De hecho, la confianza de los usuarios” en ML “resulta clave para la concertación de las operaciones de venta”, explicó el juez, para quien “la negativa injustificada a suministrar información básica sobre el vendedor conspira contra la transparencia en el comercio electrónico y coloca al consumidor en una situación de mayor vulnerabilidad.”

Nuevos impuestos para los que venden usados

A partir de enero los que vendan bienes usados tendrán que inscribirse en un registro especial de AFIP para pagar IVA y Ganancias.

Con la Resolución General 3411/2012 se creó la obligación de inscribirse en el “Registro de Comercializadores de Bienes Usados No Registrables” (Si, Registro de No Registrables 😛 ) para todos los que hagan más de cinco operaciones de compraventa al mes cuyo total supere los 5.000 pesos.

También se prevén fuertes sanciones para quienes no se adhieran a él, como la baja de la CUIT, el secuestro de mercadería, y la clausura del local.

Habrá que ver como afecta esto a MercadoLibre, DeRemate y Alamaula, entre otros.

Fuente: Boletín Oficial de la República Argentina